Buenas noticias para los pacientes con migraña. El Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social ha aprobado la financiación de un nuevo grupo de fármacos para prevenir esta enfermedad que afecta a más de 4 millones de personas en España.

La migraña es una enfermedad crónica que no tiene un tratamiento curativo. No obstante, el dolor se puede manejar y controlar con diferentes tipos de tratamientos. De hecho, actualmente existen diferentes tipos de tratamientos cuya prescripción dependerá del número de crisis de migraña del mes (migraña crónica o episódica), de la intensidad del dolor o de su duración.

Por un lado, existen tratamientos que revierten y frenan el dolor (como los analgésicos o los triptanes) y, por otro lado, los que lo previenen (como betabloqueantes o toxina botulínica A). En este último caso, encontramos el nuevo grupo de fármacos, que se caracterizan por ser anticuerpos monoclonales.

¿Qué son los anticuerpos monoclonales?

Los anticuerpos monoclonales humanos se unen al receptor del péptido relacionado con el gen de la calitonina (CGRP), que se encuentra en lugares relevantes y claves del desarrollo de la migraña, como el ganglio del trigémino y cuyos niveles aumentan durante la migraña y se normalizan con el alivio del dolor.

¿Qué perfil de paciente puede tomarlo?

El nuevo grupo de fármacos, que se administra mensualmente como una inyección subcutánea, han sido autorizados para los casos de migraña en adultos con, al menos, 4 días de migraña al mes. No obstante, el Sistema Nacional de Salud, solo contempla la financiación en pacientes con 8 o más días de migraña al mes, siendo los casos de migraña episódica de alta frecuencia y/o en los casos de migraña crónica y cuando el paciente haya rechazado tres o más tratamientos previos con dosis suficientes durante al menos 3 meses, siendo uno de estos tratamientos la toxina botulínica en el caso de pacientes con migraña crónica.

Estos fármacos se dispensarán en farmacia hospitalaria. Son soluciones autoinyectables en pluma precargada, muy parecido a las plumas de insulina.