La cefalea tensional es el tipo de dolor de cabeza más común, especialmente en mujeres. Suele aparecer al final del día y como consecuencia del cansancio acumulado o estrés. Normalmente, este tipo de cefalea se trata con analgésicos convencionales (por ejemplo, paracetamol) pero también puede ser efectiva la fisioterapia.

Precisamente, la evidencia científica avala la fisioterapia como un tratamiento alternativo útil y eficaz en el manejo de las personas con cefalea tensional. Existe una eficacia del ejercicio terapéutico sobre la intensidad, la frecuencia y la duración del dolor similar a la que presentan los fármacos, aunque siempre se deberá aplicar con consejo del médico y a través de fisioterapeutas especializados.

Según un metaanálisis desarrollado por el Departamento de Fisioterapia de la Facultad de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte de la Universidad Europea de Madrid que se centró en analizar las diferentes publicaciones de los últimos años en relación a la aplicación de la fisioterapia en personas con cefalea, se puede considerar que la fisioterapia se demuestra como una alternativa útil en el manejo de la cefalea tensional, por lo que su aplicación se presenta necesaria, tanto para el paciente como para la disminución de coste sanitario.

Precisamente, uno de los estudios analizados concluía que la fisioterapia consigue reducir la frecuencia e intensidad del dolor de forma similar a los fármacos, resultados que concuerdan con otro estudio que confirmaba la eficacia a corto plazo de técnicas manuales, con resultados similares al tratamiento farmacológico a largo plazo.

Otro estudio destacó resultados positivos en el empleo de la fisioterapia, recomendando su uso para mejorar la calidad de vida y reducir el costo socioeconómico de la cefalea tensional.

Por otro lado, la punción seca (una técnica que utiliza agujas para tratar puntos gatillo que causan dolor) también puede ser útil para el tratamiento de la cefalea tensional, aunque no presenta mejores datos que el tratamiento farmacológico.

El masaje, la movilización articular o el tratamiento orofacial son también diferentes técnicas que pueden emplearse para controlar y tratar la cefalea tensional. Precisamente, existe una gran evidencia de que el masaje disminuye la frecuencia de cefalea y que la movilización articular es eficaz en la disminución de los síntomas asociados a la cefalea tensional.

Es importante destacar que deben realizarse más estudios de buena calidad metodológica para comprobar cuál es la efectividad de las diferentes técnicas fisioterápicas, ya sea aplicadas de forma individual o conjunta, en el manejo de los pacientes con cefalea tensional.


Fuente:

  • Tension-type headache. Narrative review of physiotherapy treatment. (2018). Anales del Sistema Sanitario de Navarra, 41(3). https://doi.org/10.23938/assn.0379