Un grupo de investigadores españoles ha publicado en la Revista de Neurología un estudio sobre el grado de adhesión al tratamiento preventivo oral (TPO) en la migraña a los tres meses.

Existen diferentes tratamientos para la migraña indicados según el número de crisis de migraña que se tienen al mes o incluso la intensidad del dolor y la edad. Tal y como se estipula en el Manual de práctica clínica de la Sociedad Española de Neurología, el tratamiento preventivo oral (TPO) está indicado en pacientes con tres o más ataques de migraña al mes para mejorar la frecuencia de días de dolor, la intensidad de los ataques y su calidad de vida. No obstante, este tipo de tratamientos no siempre son eficaces ya que su efecto no se empieza a notar hasta la sexta o la octava semana de tratamiento y, en muchos casos, su tolerabilidad no es óptima, lo que puede llevar a un abandono del tratamiento por parte del paciente.

¿Qué es la adherencia terapéutica?

La adherencia terapéutica es el grado en que la toma de medicación se realiza tal y como ha sido prescrita por su médico. Cuando hablamos de falta de adherencia, nos referimos a cuando los pacientes no se siguen las pautas marcadas por su médico y se abandona el tratamiento.

Este abandono puede causar un empeoramiento clínico o, como ocurre en el caso de la migraña, una cronificación de la enfermedad, además de suponer un incremento de los costes socioeconómicos y una peor calidad de vida para el paciente.

La intolerancia o la presencia de efectos adversos, motivos para abandonar la medicación

En esta línea, este estudio multicéntrico observacional español de pacientes con migraña ha permitido conocer el grado de cumplimiento terapéutico del TPO de los pacientes con migraña episódica o crónica a los tres meses, así como valorar la relación entre adhesión terapéutica y grado de discapacidad o impacto en la vida diaria y frecuencia de días de dolor.

Se recogieron datos demográficos (edad, género, nivel de estudios, estado civil) y de enfermedad (número de ataques, puntuación en las escalas Headache Impact Test-6 y Migraine Disability Assessment Scale). A los tres meses se pasó la escala de Morisky Green, que evalua el grado de adherencia al tratamiento y estable 3 niveles de adhesión: excelente (0), moderada (1-2) y baja (3-4).

Se reclutó a un total de 100 pacientes, de los cuales un 87% fueron mujeres y un 13% varones, con una edad de entre 29 y 55 años. De entre todos los participantes, el 86% estaba diagnosticado de migraña episódica y, el 14% de migraña crónica. No obstante, solo el 53,2% de los pacientes comenzaba su primer TPO.

La adhesión a los tres meses fue excelente únicamente en el 41,8% de los casos, moderada en el 28,6% y baja en el 29,6%. ¿Por qué? El motivo más frecuente de discontinuación o baja adhesión fue la intolerancia o la presencia de efectos adversos a la medicación (44%).

Sin embargo, cabe destacar que el grado de cumplimiento es similar, independientemente del tratamiento empleado o del número de tratamientos anteriores. Eso sí, la adhesión terapéutica no se relaciona con el tipo de migraña o el grado de discapacidad y el impacto generado, aunque podría existir una asociación entre adhesión excelente y estado civil soltero.

La valoración de la adhesión terapéutica debería realizarse de forma sistemática para detectar un mal cumplimiento de forma precoz y educar a los pacientes en este sentido, a fin de evitar que se abandone el tratamiento y se cronifique la enfermedad, un elemento clave para mejorar la calidad de vida de las personas migrañosas.


Fuente:

  • 2021 Viguera Editores S.L.U. (2021). Grado de cumplimiento terapéutico a los tres meses en pacientes con migraña: Neurología.com. Revista de Neurología. Disponible aquí.