Lo primero que debemos hacer cuando creemos que podemos tener migraña u otra cefalea es acudir a nuestro médico de atención primaria. Precisamente, estas consultas por dolor de cabeza son el motivo más frecuente de demanda de atención neurológica en atención primaria y en los servicios de neurología.

Según un estudio publicado en la revista Neurología de la Sociedad Española de Neurología, las consultas por cefalea crónica suponen hasta el 27% de las visitas y el 5.9% del total de consultas en neurología.

Muchas campañas mundiales han hecho eco de los costes económicos que generan las cefaleas. Un ejemplo es el proyecto Eurolight, que estimó que, en España los costes directos anuales de la migraña crónica alcanzaban los 2.670€ por paciente y año, siendo uno de los países europeos que soporta mayores costes. Por otro lado, otras campañas como la Lifting the burden: the global campaign against headache buscaron optimizar la atención que reciben los pacientes con dolor de cabeza. En esta campaña se invitó a reflexionar sobre la mejor forma (en términos de efectividad y eficiencia) de planificar la atención que requiere este perfil de pacientes.

Y la pregunta es, ¿existen en España consultas especializadas en cefalea? La respuesta es que sí, pero el número es reducido, y por lo tanto, solo las tienen algunos hospitales.

¿Por qué son necesarias las unidades de cefalea?

Las unidades de cefalea ayudan a mejorar la calidad asistencial, a reducir las listas de espera, a facilitar el acceso a nuevos tratamientos y, por supuesto, a optimizar el gasto sanitario. Suponen un beneficio tanto para el sistema de salud como para los pacientes, que pueden obtener un diagnóstico más temprano y, por lo tanto, empezar antes un tratamiento más eficaz que les evite la automedicación, algo que contribuye a cronificar la migraña.

Un reciente estudio español ha definido qué estructura y requerimientos mínimos debería tener una unidad de cefalea con el fin de contribuir a su extensión en los hospitales de España. Se trata de un estudio de consenso, en el que han participado un panel de expertos compuesto por 12 profesionales que han revisado la bibliografía sobre estructura, funciones y recursos necesarios que se necesitan para cubrir un área de 350.000 habitantes.

Según los autores, si se consideran los costes directos e indirectos debidos a las pérdidas por productividad laboral por paciente y se comparan con los costes estimados de implantación de estas unidades y su expectativa de resultados, todo apunta a que es necesaria la generalización de unidades de cefalea en España.

Si quieres conocer toda la propuesta, puedes hacerlo en este enlace.


Fuente:

  • 2020 Viguera Editores S.L.U. (2020). Unidades especializadas de cefalea, una alternativa viable en España : Neurología. Disponible aquí.