Otras cefaleas: cefalea tensional,
cefalea asociada a la actividad sexual,
cefalea hípnica…

A parte de la cefalea en racimos y la migraña, existen otros tipos de cefaleas o dolores de cabeza.
quí te explicamos algunas de las cefaleas primarias más comunes.

 

Cefalea tensional

Es el tipo de dolor de cabeza más común, suele aparecer
al final del día, como consecuencia del cansancio acumulado
o la acumulación de estrés.

Afecta al 78% de la población en general

El diagnóstico dependerá de cómo es el dolor y cuáles son
los síntomas. Cuando éstos y la exploración física no son claros,
te podrían realizar pruebas de neuroimagen para confirmar
la presencia de esta enfermedad.

La cefalea tensional se trata con analgésicos convencionales
para que desaparezca el dolor.

Según la frecuencia en que aparece el dolor, la cefalea
tensional puede ser:

Episódica infrecuente

Aparece menos de un día al mes.

Episódica frecuente

Aparece durante 15 días al mes.

Crónica

Aparece más de 15 días al mes.

El dolor es de intensidad leve-moderada, no pulsátil y no varía
en todo su curso.

Las personas que la sufren lo definen como si llevaran
un peso en la cabeza.

Permite continuar realizando actividades, ya que a diferencia de
la migraña, no causa vómitos y dura unos 30 minutos.

También puede provocar…

  • Náuseas
  • Depresión
  • Ansiedad
  • Dolor crónico
  • Hipersensibilidad a la luz (fotofobia) o al sonido (fonofobia).
  • Disfunción de articulación de la mandíbula

Cefalea asociada
a la actividad sexual

Está relacionada con la actividad sexual y suele presentar dolor
en ambos lados de la cabeza, opresivo o fuerte. Tiene una duración
aproximada de entre 30 y 60 minutos y puede provocar náuseas,
taquicardias y/o mareos.

Predomina en hombres con antecedentes
de otras cefaleas, como la cefalea tensional
o la migraña

 

Según el momento en que aparece, puede ser:

Cefalea Preorgásmica

Se inicia con el acto sexual y su intensidad va aumentando a medida
que se llega al orgasmo y a la excitación.

Cefalea Orgásmica

Es aguda y explosiva, aparece únicamente en el momento
del mismo orgasmo, o justo antes o después.

El dolor solo debe manifestarse en el momento de mantener
relaciones sexuales, si no, estaríamos hablando de otro tipo de cefalea,
o de otra enfermedad.

Su diagnóstico se realiza mediante pruebas de imagen como
la resonancia magnética, que permiten excluir cefaleas secundarias relacionadas con lesiones vasculares y no vasculares.

Puede tratarse con un fármaco específico antes de realizar la actividad sexual, llamado indometacina; o con betabloqueantes, en caso de que los síntomas se manifiesten durante un periodo largo de tiempo.

Cefalea hípnica

Aparece durante el sueño y lo interrumpe.

El dolor es en ambos lados de la cabeza y dura, aproximadamente,
de 15 minutos a dos horas.

Lo sufren las personas de más de 50 años
y tiene lugar más de 15 días al mes.

 

 

Aunque no se acompaña de otros síntomas, puede generar hipersensibilidad a la luz (fotofobia) o al sonido (fonofobia).

Este dolor de cabeza suele ser benigno y fácil de diagnosticar. Es necesario descartar, mediante las exploraciones adecuadas, otros tipos de cefalea que pueden aparecer de noche, como el síndrome de apneas nocturnas o las crisis hipertensivas.

En cuanto a su tratamiento, el carbonato de litio es el fármaco que más eficacia ha demostrado. También es efectiva la cafeína, exactamente,
tomar una taza de café antes de irse a dormir o justo cuando el dolor nos despierta del sueño.

Cefalea tusígena
primaria

Cefalea breve y aguda provocada por la tos o por la maniobra
de Valsava (cualquier intento de exhalar aire con la glotis cerrada
o con la boca y la nariz cerradas), como estornudar,
sonarse la nariz, defecar, agacharse, reír, llorar…

Se origina de forma súbita tras un golpe de tos y afecta principalmente a la
parte frontal de la cabeza o en la nuca. Tras el dolor intenso
que dura segundos o minutos, su intensidad se reduce, y puede llegar
a durar horas, sin acompañarse de otros síntomas.

 

 

Predomina en personas de 40 años o más y el dolor
puede presentarse a temporadas.

Para su diagnóstico, aunque la exploración neurológica sea normal, se suelen realizar pruebas complementarias como una resonancia magnética,
para excluir posibles lesiones cerebrales, como la malformación de Chiari o tumores que pueden provocar síntomas similares.

Si el dolor se presenta de forma continuada, puede reducirse o prevenirse tomando indometacina, un tipo de fármaco.

Cefalea primaria
por esfuerzo físico

Aparece con la práctica de cualquier tipo de ejercicio
o esfuerzo físico.

Se presenta en el momento de máxima intensidad mientras se practica ejercicio, y puede durar de 5 minutos a dos días.

También puede surgir como consecuencia del calor,
del consumo de cafeína y/o alcohol, de la altitud y de la hipoglucemia (bajada del nivel de azúcar en sangre).

 

 

 

Es un tipo de cefalea propia de la gente joven con antecedentes
personales y familiares de migraña.

El dolor es pulsativo, en ambos lados y, en algunos casos, puede acompañarse de los síntomas de la migraña.

Para su diagnóstico, será necesario descartar posibles cefaleas secundarias, con pruebas de neuroimagen craneal y vascular.
También pueden practicarte un electrocardiograma y/o una punción lumbar.

Los fármacos para prevenir esta cefalea son la indometacina y los betabloqueantes (propios del tratamiento de la migraña).
En algunos casos, se usan la ergotamina y los triptanes.

Cefalea en
trueno primaria

Conocida también como cefalea explosiva benigna¸ se origina
con un dolor de cabeza agudo y continúa con una intensidad severa.

Puede aparecer de forma espontánea o después de realizar algún esfuerzo físico o actividad sexual.

Este tipo de cefalea puede alcanzar su máxima intensidad
en menos de un minuto, pero este puede prolongarse durante
una hora o durante días.

 

 

 

El dolor es difuso o bien se localiza en el hueso occipital (situado en la parte posterior, inferior y media del cráneo) y puede provocar
hipersensibilidad a la luz (fotofobia), al sonido (fonofobia), náuseas y vómitos.

 

Si presentas algún síntoma típico de la cefalea en trueno, debes acudir a urgencias.

 

Lo habitual es realizar una prueba de neuroimagen (tomografía computada) y descartar que existan lesiones
generalmente vasculares como una hemorragia subaracnoidea o cerebral.

Existen pocos tratamientos localizados para este tipo de dolor, incluso la respuesta de los analgésicos suele ser limitada.

Cefalea punzante
primaria

Muy frecuente. Se presenta con un dolor parecido a pinchazos agudos, de pocos segundos de duración y frecuencia irregular.

Tiende a aparecer en la parte frontal o temporal (zona de los oídos),
de forma espontánea, o después de cambiar de postura
o mover la cabeza.

Su frecuencia puede llegar a ser diaria, cada pocos minutos
u horas y puede superponerse a otras cefaleas primarias, como
la cefalea en racimos o la migraña.

 

 

 

 

Es recomendable realizar una prueba de imagen para descartar traumatismos, herpes, meningioma
(tumor cerebral usualmente benigno) u otros procesos orgánicos.

Como tratamiento, se utiliza la indometacina y, en algunos casos, fármacos antiinflamatorios (AINEs) y gabapentina.

Cefalea diaria
persistente de novo

Muy parecida a la cefalea tensional, excepto en aquellos casos
en que se manifiesta cada día desde el inicio del dolor, llegando a durar más de tres meses.

El dolor puede ser opresivo, de intensidad leve o moderada. En algunos casos, también puede recordar al de la migraña.

 

En este caso, la neuroimagen y otras técnicas de imagen no son muy usadas para diagnosticarla, ya que no presentan alteraciones. Una característica de los pacientes que la sufren es que todos son capaces de identificar el inicio del dolor, lo que facilita su diagnóstico.

Su tratamiento no siempre es necesario, ya que suele desaparecer en el curso de unos meses. En caso contrario, se utilizan analgésicos
convencionales para combatir el dolor, como en la cefalea tensional. En algunos casos, es posible que el dolor no desaparezca con el tratamiento.

¡Acude al médico para saber qué tratamiento es el más adecuado
para estas cefaleas y entrégale tu diario de síntomas!

 

También pueden ser de ayuda las terapias complementarias