Imprimir
Categoría: Cefaleas Primarias
Visto: 2310

La Migraña es una condición médica real – igual que la Diabetes, la Epilepsia o el Asma.

La Migraña no es sólo un dolor de cabeza.

Se ha detectado que la Migraña tiene mayor impacto en la Calidad de Vida que otras condiciones como las enfermedades del corazón o la Diabetes.

La OMS, clasifica la Migraña en el puesto número 12 en la tabla de discapacidades del mundo para las mujeres y en el puesto número 19, para el global de hombres y mujeres.

La Migraña, todavía es una enfermedad desconocida y despreciada por la sociedad, sobretodo en el trabajo.

 

La Migraña (con o sin aura)

En España hasta nuestros días, ha sido conocida más comunmente como "Jaqueca (palabra de origen árabe - sagiga- o media cabeza)", sin embargo  con el fin de adaptar la terminología de las enfermedades alas europeas, últimamente se está utilizando el término "Migraña (palabra de origen griego -hemicránea o media cabeza)"

La migraña no es sólo un dolor de cabeza, es un desorden neurológico,  en la mayoría de los casos de carácter genético o familiar, que afecta a todo el organismo.

Se caracteriza por ataques recurrentes o episódicosde dolor de cabezaque en ocasiones se preceden de síntomas

neurológicos e incluso de cambios de humor. Esta enfermedad como cualquier otra, cursa con distintas intensidades en las personas y mientras en una persona puede no afectar si vida, en otra persona más severa puede resultar totalmente incapacitante.

Por los distintos grados de intensidad en el dolor, por la cantidad de crisis al mes, por los diferentes desencadenantes y por los distintos síntomas que predominan en cada paciente, se dice que la Migraña es tan personal como la huella digital de quien la sufre y los tratamientos tanto preventivos como paliativos deben ser recetados y seguidos personalizadamente por un buen especialista en esta materia.

El dolor de cabeza suele localizarse en un lado de la cabeza, es pulsátil, de moderada a  muy severa intensidad en cuyo caso interfiere con las actividades diarias de la persona.

Habitualmente empeora con el ejercicio,  al andar, con la tos o al mover la cabeza. En muchas ocasiones, se suele acompañar de náuseas y vómitos o malestar intestinal.

Durante las crisis, aumenta la sensibilización a la luz y/o al sonido. En ocasiones se acompaña de irritabilidad y cambio de carácter.

El Aura:  "Migraña clásica o acompañada o Migraña común".

Alrededor de una de cada cinco personas que tienen Migraña presenta signos en la visión que le avisan de que se va a presentar el dolor. Estos signos se denominan aura. Los signos que constituyen el aura suelen ser síntomas visuales y como ejemplos podemos destacar,  los destellos de luz, oscurecimiento de una porción del campo visual o ligera ceguera momentánea, lucecitas destellantes en el campo visual que no desaparecen al cerrar los ojos, visión de círculos concéntricos.

Otras veces, el aura consiste en adormecimiento de alguna extremidad, imposibilidad para hablar, vértigo o mareo, pérdida de memoria o disminución de fuerza en la mitad del cuerpo. Cuando aparecen estos síntomas, el cuadro se denomina, migraña con aura, migraña clásica o migraña acompañada. Si no aparecen, se denominan, migraña común o migraña sin aura.

El aura aparece gradualmente en tres o cuatro minutos, no durando habitualmente más de 60 minutos. La cefalea sigue al aura con un intervalo libre no mayor de 60 minutos, pero puede preceder o ser simultánea al aura. Se denomina migraña con aura prolongada o migraña complicada cuando el aura dura más de una hora pero menos de una semana.

Para realizar el diagnóstico de migraña complicada se exige que la Resonancia Magnética o el TAC craneal sean normales, pues deben descartarse diagnósticos alternativos como el infarto cerebral.

Diagnóstico y Características de la Migraña

Localización unilateral

Tipo pulsátil

Intensidad moderada-severa

Aumenta con los movimientos (inclinar la cabeza, toser, ejercicio...)

Se acompaña de náuseas y vómitos y/o intolerancia a la luz o el ruido

Inicio subagudo, llegando al máximo dolor en 15-60 minutos

Estos episodios suelen comenzar en la infancia o adolescencia. Momento hasta el cual el porcentaje de niños y niñas que sufren esta enfermedad es el mismo, sin embargo a partir de la menarquia en las niñas, el porcentaje asciende en las mujeres a 3 por cada hombre.

Se cree por ello que las hormonas femeninas juegan un papel importante en la expresión de la enfermedad en las mujeres, coincidiendo en muchos pacientes, sólo con los días de la menstruación. Esto explica también que los episodios migrañosos en muchos casos, suelan ceder al llegar la menopausia y  con la relación de estos episodios en algunas personas con la toma de anticonceptivos orales.

El dolor puede durar de 4 a 72 horas, pueden aparecer pocas veces al mes o repetirse muy frecuentemente, incluso padecer más de 15 crisis al mes, lo que se considera cefalea transformada o cronificada.

Factores desencadenantes:

Se conocen más de 150 posibles desencadenantes, que pueden actuar individualmente o en combinación de varios de ellos. Cada persona debe aprender a conocer los factores desencadenantes a los que es más sensible e intentar evitarlos.

El cerebro de los pacientes afectados de migraña difiere del de los demás individuos, tanto en los mecanismos de control del dolor, como en la regulación vascular y en otras funciones cerebrales, haciendo que sea más sensible a ciertos estímulos.

Algunos estímulos, como ocurre con diversas sustancias químicas, pueden actuar a nivel vascular produciendo vasodilatación. Otros estímulos, como puede ser el estrés o la falta de sueño, actuarán sobre el sistema nervioso.

Algunos ejemplos de factores desencadenantes serían:

¬ El tabaco.

¬ El alcohol.

¬ Los cambios en la presión atmosférica o lo que es lo mismo los cambios de tiempo.

¬ Los viajes y los cambios de altura.

¬ El avión.

¬ Los lugares cerrados con el aire muy cargado.

¬ Los lugares con exceso de calor o de frío.

¬ El viento.

¬ El estrés negativo.

¬ Los cambios hormonales.

¬ Los trastornos afectivos o disgustos fuertes.

¬ La alimentación, entre la que podemos destacar determinados alimentos como el chocolate, algunos frutos secos, el aguacate, el plátano, los cítricos, los quesos curados, la comida prefabricada.

¬ Los picantes.

¬ La ingesta de sustancias químicas como el aspartamo o el glutamato sódico (presente en la comida china).

¬ Los olores a sustancias químicas como gasolinas, pinturas, esmaltes o perfumes fuertes.

¬ Algunos medicamentos y antibióticos

¬ La anestesia

¬ Los cambios en el ritmo del sueño y de ritmo de vida.

Causas fisiopatológicas

Los estudios ponen de manifiesto que la predisposición genética podría desempeñar un papel importante.

No obstante, los niños adoptivos prueban que las migrañas pueden asimismo adquirirse. A menudo, se describe como una particularidad innata del tratamiento de los estímulos en el cerebro. El cerebro se defiende en realidad contra todas las agresiones posibles, desde las agresiones puramente químicas a las profundamente emocionales. Tales factores desencadenantes, variables según los casos, causan la cascada fisiopatológica migrañosa (desconocida en gran parte), lo que activa el sistema de defensa del cuerpo contra el dolor.

Son los sistemas, primero, de reacción a las agresiones (el sistema simpático) y a continuación, el que controla la nutrición y el descanso del cuerpo (el parasimpático) los cuales son activados de manera desproporcionada. A la vez, el organismo está cargado de mediadores que exceden los límites de sus tareas normales y que perturban el correcto funcionamiento de varios sistemas, de las actividades cerebrales, del control de la alimentación y la digestión, incluido el centro del vómito, de la regulación de los vasos sanguíneos, del control del estado de los tejidos y sobre todo de la moderación de la capacidad de recepción de los órganos sensoriales. Por esta razón el proceso en sí es muy complejo.

Para cada paciente, a veces para cada caso, las crisis se manifiestan de diferente manera, de modo que es imposible aplicar un tratamiento universal que responda a las necesidades de todos.

La detección de los factores desencadenantes, propios de cada individuo y globales, así como los tratamientos adaptados a cada paciente y a sus distintas crisis son necesarios. No es una tarea fácil pero  todavía es necesario que la ciencia avance  en este campo para alcanzar la causa y la solución de la Migraña.

Tratamientos Paliativos

¡¡¡¡Es de gran importancia saber, que esta documentación es únicamente informativa, ante cualquier duda sobre los tratamientos consulte a su farmacéutico y/o médico!!!!

El efecto del tratamiento agudo varía de un individuo a otro y puede cambiar de una crisis a otra. Es necesario tener cuidado de no consumir, durante más de 10 días al mes, medicamentos para cortar los ataques y sobre todo no automedicarse en el caso de cefaleas que duran más de 14 días al mes.

El empleo regular o abusivo de analgésicos de todo tipo, incluidos los remedios modernos (triptanes) puede conducir a una cefalea crónica. Este problema a menudo se agrava por el empleo de preparaciones combinadas que implican una toxicomanía y un fármaco dependencia, sobre todo para las preparaciones de barbitúricos, benzodiazepinas, codeína, morfina y otras sustancias activas sobre el sistema nervioso central.

Tratamiento de la Migraña sin medicamentos:

Reposo en cama en lugar tranquilo y oscuro.

Aplicar aceite de menta sobre la sien, la frente y la nuca.

Aplicar gasas muy frías en la frente y calor en la nuca.

Tratamiento de la Migraña con medicamentos:

Numerosos pacientes vieron que el consumo de analgésicos o medicamentos contra la migraña no producía el efecto deseado. Esto puede deberse a que durante los ataques de migraña, el sistema digestivo funciona al ralentí y los medicamentos ingeridos no pueden ser absorbidos adecuadamente por el organismo. A menudo, vale la pena ingerir una sustancia procinética de antemano para estimular la motilidad gástrica (alrededor de 5 minutos) antes de tomar un simple analgésico a disolución rápida. El estímulo de la motilidad gástrica actúa sobre los dolores, ayuda a reactivar la función "inerte" gástrica y permite así una acción más rápida y más eficaz del analgésico.

Los medicamentos contra las náuseas y los vómitos (principios activos: métoclopramida, dompéridona, etc.) tienen cuatro efectos principales que los vuelven indispensables a la hora de ingerir los medicamentos contra las migrañas o los analgésicos:

Estimulación del paso del analgésico por la sangre y por lo tanto mejora de su eficacia.

Mejora cuando aparecen náuseas y vómitos.

A menudo previene los efectos secundarios que provoca la ergotamina (náuseas).

Tienen además un cierto efecto de alivio sobre el dolor.

A continuación, les proponemos las siguientes tres tablas. La primera muestra  los medicamentos que actúan sobre el motilidad del estómago,

Estas tablas son únicamente indicativas e informativas. Deben consultar al medico antes de automedicarse.

1. Procinéticos (para la motilidad del estomago):

Principio activo

Marcas® (ejemplos)

Domperidona

Motilium

Metoclopramida

Paspertin, Primperán

Méclozina & Piridoxina

Itinerol B6

2. Analgésicos:

Principio activo

Marcas ® (ejemplos)

Acido acetilsalicílico

Aspirina

Anti-inflamatorios no esteroideos

Enantyum

Voltaren rápido

Dolocyl

Ibuprofeno

Antalgin

Paracetamol

Dafalgan, Panadol

3. Para las migrañas crónicas o en caso de perdida de la efectividad de los medicamentos de la segunda tabla:

Principio activo

Marcas ® (ejemplos)

Triptanes

Relpax

Maxalt

Forvey

Inmigran

Zomig

Almogran

 

la segunda muestra los analgésicos y la tercera describe los medios específicos empleados en el caso de un ataque migrañoso cuando los analgésicos no funcionan.

Estas tablas son únicamente indicativas, deben consultar al medico antes de automedicarse.

Tratamiento preventivo

Con el fin de reducir la gravedad, la duración y la frecuencia de los ataques, se recurre a tratamientos profilácticos. La cura profiláctica debería durar al menos 3 meses y en caso de éxito, debería prolongarse de 6 a 12 meses (a veces incluso durante años), antes de disminuirse progresivamente (no detener de forma repentina). Intentar entonces una pausa de 3 a 6 meses y reiniciar en caso necesario.


Reconocer y prevenir los factores personales que desencadenan una migraña gracias a un calendario de cefaleas y un análisis de la evolución de estás es muy importante y juega un gran papel en la mejora de su tratamiento.

Los factores desencadenantes podrían de esta forma localizarse y evitarse.

· Establecer un calendario de las cefaleas

· Aprender a evitar los factores desencadenantes.

· Ejercicios de relajación y control del stress diario.

· Yoga, tai-chi...

· Relajación muscular

· Control de la respiración

· Auto hipnosis, biofeedback

· Ligero entrenamiento aeróbico diario: bicicleta, natación, paseos...

Betabloqueantes

-Propranolol 80-160mg
-Metoprolol 100-200mg
-Nadolol 30-120mg

Antagonistas del calcio

-Verapamilo 240-400mg

Antidepresores

-Amitriptilina 10-200mg
-Doxepina 10-150mg
-Fluoxetina 20-50mg
-Mianserina 10-150mg
-Nortriptilina 25-100mg
-Trimipramina 25-200mg (sólo por la noche)

Anti-epilépticos

-Gabapentina
-en caso de resistencia terapéutica, y tras control de la función hepática:

Valproato 500-1500mg (prescripción del neurólogo)

Atención! Informar al medico en el caso de estar embarazada.

Magnesio

Magnesio

Consejo: diluir el  magnesio en un litro de agua para beberlo a lo largo del día. La dosis de al menos 25mmol de magnesio, es importante; una dosis inferior no tiene efecto alguno.

Vitamina B2

Vitamina B2 400mg/día, los comprimidos deben pedirse en farmacia.


Consejo: 400mg deben ser tomados de una vez y no repartirlo a lo largo del día.

¡¡¡¡Es de gran importancia saber, que esta documentación es únicamente informativa, ante cualquier duda sobre los tratamientos consulte a su farmacéutico y/o médico!!!!

Las indicaciones para este tratamiento son las siguientes:

• Existencia de dos o más crisis incapacitantes al mes.

• Migraña con aura prolongada.

• Pacientes que precisan tratamiento sintomático más de 10 días/mes o de 2 días/semana.

• Pacientes con abuso de medicación o con cefalea crónica diaria.

El objetivo del tratamiento preventivo es reducir la frecuencia e intensidad de las crisis en un 50%. Los fármacos más utilizados son los betabloqueantes y calcioantagonistas. Aunque son fármacos de uso cotidiano en las consultas de atención primaria para otras enfermedades (hipertensión arterial, cardiopatía isquémica…), su empleo como medicación preventiva en la migraña es muy escaso.

Los betabloqueantes son de elevada eficacia y con buen perfil de seguridad y se han demostrado eficaces. No presentan efecto de clase, de manera que si uno es ineficaz puede probarse con otro. Los calcioantagonistas tienen una eficacia levemente inferior. Otros fármacos que se usan como preventivos en la migraña menstrual son los antiinflamatorios administrados a dosis ordinarias 2-3 días antes de la menstruación y/o 2-3 días posteriormente.

Los antidepresivos pueden usarse en aquellos casos de migraña asociada a cefalea tensional y, finalmente, antiepilépticos en las migrañas con aura prolongada.

En general, el tratamiento preventivo (a excepción de los antiinflamatorios) debe mantenerse un mínimo de tres meses y puede alcanzar los seis meses debiendo reducirse progresivamente, en especial en el caso de los betabloqueantes. Recuerda que el médico es quién lo decide, no tú.

Falsos mitos sobre la Migraña

Migraña: un mito que se revela.
La migraña no es contagiosa, puede ser hereditaria, no es ni imaginaria, ni provocada por la histeria, ni por una enfermedad mental.

Entre todas las enfermedades neurológicas, es especialmente en el caso de la Migraña donde las falsas ideas y los prejuicios complican el diagnóstico y el tratamiento.

Abordamos los típicos prejuicios:

MITO 1: Las migrañas no son más que dolores de cabeza.
REALIDAD: La migraña es una enfermedad neurobiológica, los dolores de cabeza no son más que un síntoma. "La migraña es una de las afecciones  más dolorosas y más frustrantes de la medicina. Las personas afectadas ven su migraña como malévola, destructiva de la calidad de vida, costosa, fatigante y humillante”.

MITO 2: Las migrañas y otras cefaleas periódicas son causadas por problemas psicológicos, como pueden ser, por ejemplo, las tensiones y las depresiones.

REALIDAD: La migraña es una enfermedad neurológica y no una enfermedad psicológica.

MITO 3: Cada médico detecta y trata correctamente una migraña.
REALIDAD: La migraña es una de las enfermedades peor diagnosticadas, peor tratadas y peor comprendidas. Muchos médicos no toman aún las migrañas seriamente. Recientemente, Neurólogos informan de que las migrañas son mal tratadas, mal comprendidas y mal diagnosticadas. El mayor deseo de un migrañoso es que cada médico tenga al menos una migraña una vez, para que pueda saber a ciencia cierta lo que representa. Se supone que las migrañas no se diagnostican en un 60% de las mujeres y un 70% de los hombres.

MITO 4: Los migrañosos son gente, solamente perezosos.
REALIDAD: Según la Organización Mundial de la Salud, la migraña es una de las enfermedades que mas dificulta para tener un ritmo de vida normal. Sin una terapia adecuada, el trabajo debe pararse durante horas o incluso días a raíz de los dolores y de los efectos secundarios.