Imprimir
Categoría: La Enfermedad
Visto: 7789

Definición

Es una de las causas frecuentes de cefalea ("dolor de cabeza").

Manifestaciones o síntomas

Se suele presentar como agudizaciones con dolor, de duración variable (desde pocas horas hasta 2-3 días) que puede estar acompañado de otros síntomas.

Dolor: el dolor en la mayoría de los casos es unilateral, afecta sólo a la mitad de la cabeza (también puede localizarse en la frente o por toda la cabeza). Aumenta en minutos u horas de manera gradual y también desaparece gradualmente a medida que cede la crisis.

El dolor se suele describir como profundo y pulsátil (como palpitaciones o latidos en la cabeza) y su intensidad es variable pudiendo a llegar a ser severo. La luz,
los movimientos de cabeza y la actividad física suelen empeorarlo.

Síntomas acompañantes. Aunque lo más característico de la migraña es la cefalea, también es indicativo de ésta que aparezcan otros síntomas como: náuseas o vómitos, fotofobia (intolerancia a la luz) y fonofobia (intolerancia al ruido). Menos frecuentes son otros: congestión y/o descarga nasal o lagrimeo.

Aura. Es la palabra que se utiliza para describir los síntomas que aparecen antes del dolor de cabeza y que, en las personas que lo padecen, indican el inicio de una crisis de migraña. Duran entre 5 y 20 minutos, casi nunca más de una hora.

Las manifestaciones más frecuentes de aura incluye: ver líneas zigzagueantes, cambios en la visión, visión de destellos luminosos o sensación de adormecimiento en: dedos, una mano, cara o labios. Otras menos frecuentes pueden ser: debilidad muscular y cambios en el habla.

Conviene saber que se puede tener más de uno de ellos.

¿Se puede desencadenar por algún motivo?

Sí, los episodios de migraña pueden estar desencadenados por situaciones o alimentos. No es algo universal, por lo tanto, no a todas las personas le afecta el mismo estímulo.

Estímulos que pueden desencadenar una crisis de migraña:

• Estrés: mudanza, defunción, divorcio, trabajo.

• Cambios de ambiente: cambio estacional o de tiempo, viajes, altitud, dormir más o menos de lo habitual, cambios bruscos en actividad física.

• Estímulos sensoriales: luz intensa o intermitente, olores, ruido.

• Situaciones habituales: menstruación.

• Dieta: alcohol, quesos curados, chocolate, comida china (por glutamato monosódico) edulcorantes (sacarina, aspartamo) cafeína, nueces.

• Medicación: anticonceptivos, nitroglicerina (usada para la angina).

Tratamiento

Sí, tiene tratamiento y éste estará condicionado según frecuencia, tipo y severidad de los síntomas. Puede estar dirigido a tratar la crisis en el momento agudo o a prevenir las mismas.

A. Tratamiento de la crisis.

Se debe tomar cuando se perciba el aura o al inicio del dolor.

• Medidas generales. Incluyen alejarse o eliminar los estímulos que provocan la crisis o que son molestos durante la misma (luz, ruido, etc).

• Analgesia (tratamiento para eliminar el dolor):

- Ácido acetilsalicílico: aspirina.

- Metamizol: nolotil.

- Antiinflamatorios No Esterioideos (AINE's): ibuprofeno, naproxeno, ketoprofeno. Lo más frecuente es tomarlos vía oral aunque existen otras presentaciones (por ejemplo en supositorio) que pueden ser usadas en caso de vómitos, por ejemplo.

Si los síntomas responden bien a estos tratamientos, debe seguir tomando el mismo a no ser que el uso del mismo se haga muy frecuente o tenga alguna contraindicación específica (por ejemplo, las personas que padezcan de úlceras, o problemas de riñón no deberían tomar AINE's).

B. Tratamiento de otros síntomas acompañantes.

Las náuseas y los vómitos pueden ser tratados con fármacos que se usan habitualmente para estos síntomas como puede ser la metoclopramida (Primperan).

Puede suceder que con los analgésicos "habituales" (los que se nombraron anteriormente) no ceda el dolor y haya que utilizar otros fármacos más específicos para el dolor de cabeza en la migraña.

• Triptanes (sumatriptan, zolmitriptan...).

• Ergotamina.

Todos los fármacos usados en el tratamiento de la migraña y síntomas acompañantes deben estar prescritos por un médico tras una correcta valoración de la clínica.

C. Tratamiento preventivo.

Se usa para prevenir las crisis de migraña en aquellas personas que: tengan dolores frecuentes, crisis de larga duración y que le causen incapacidad para desarrollar sus actividades habituales. También se debe tener en cuenta si hay contraindicación para el uso de fármacos empleados en el tratamiento de las crisis, así como fracaso de los mismos. Los fármacos que se utilizan en el tratamiento preventivo son:

• Beta bloqueantes (propaonolol, atenolol...).

• Antidepresivos: antidepresivos tricíclicos (amitriptilina).

• Anticomiciales (para las crisis convulsivas): ácido valproico, gabapentina y topiramato.

• Calcio-antagonistas: verapamilo, nifedipino.

Consulte siempre a su médico.