¿Qué es la Cefalea en Racimos
o cefalea de Horton?

Un tipo de cefalea primaria que provoca un dolor en varias zonas de un lado de la cabeza:
en la frente (frontal), en los ojos (orbitaria) y por encima del oído (temporal).

Puede ser crónica o bien remitir durante meses o años. También la llaman cefalea de Horton, cefalea histamínica o incluso cefalea suicida.

Síntomas de la cefalea en racimos

El dolor…

Es extremadamente intenso y repetitivo. Aparece bruscamente, sobre la misma hora y la mayoría de las veces, en la misma zona de la cabeza o del ojo. Puede despertar del sueño.

Se presenta en episodios de entre 15 minutos y 3 horas. Pueden repetirse hasta 10 veces al día.

Aparece normalmente durante el sueño, al poco rato de quedarnos dormidos, o al despertar por la mañana.

También puede provocar…

  • Enrojecimiento y/o lagrimeo en los ojos
  • Caída del parpado
  • Contracción anormal permanente de la pupila del ojo (Miosis)
  • Acumulación de líquido en los tejidos de la superficie interna
    del párpado (Edema de párpado). Esto provoca una inflamación
    que puede impedir la visión y dificultar la apertura del ojo.
  • Sensación de congestión nasal
  • Intolerancia a la luz (fotofobia)
  • Fobia a los ruidos fuertes (fonofobia)
  • Sudor en la frente o en la cara
  • Al ser incapacitante, puede provocar ansiedad, insomnio,
    agotamiento, depresión…

Causas de la cefalea en racimos

La cefalea en racimos no se asocia a antecedentes familiares, pero si se relaciona con:

 

  • La liberación súbita de histamina o de serotonina por parte del cuerpo.
  • El tabaco
  • El consumo excesivo de alcohol
  • El estrés
  • El resplandor o brillo intenso de la luz

Diagnóstico de la cefalea en racimos

No existe una prueba específica para diagnosticar esta patología. Para confirmar si tienes cefalea en racimos,
tu médico analizará tu historial clínico (anamnesis):

  1. Zona y tipo de dolor
  2. Presencia de otros síntomas como molestias de la luz, sonidos, etc.
  3. Inicio, frecuencia y duración del dolor

También es obligatorio realizar una prueba de imagen, por ejemplo, una resonancia magnética craneal,
para descartar otras patologías.

Tratamiento de la cefalea en racimos

En episodios de dolor agudo tu médico te indicará tratamiento analgésico
para detener los síntomas mediante…

  • Analgésicos y AINES (Antiinflamatorios no esteroideos): Aspirina, Paracetamol, Prednisona…
  • Triptanes, como el Sumatriptán y Zolmitriptán, han demostrado una gran eficacia. Actúan de una forma más específica
    que los analgésicos y AINES.
  • Inhalación de oxígeno al 100%, es decir, puro. Muy útil sobre todo para cefaleas frecuentes que ocurran durante la noche.
  • Melatonina

Para prevenir su aparición y reducir la intensidad del dolor te recomendará iniciar un tratamiento preventivo.
Se pueden emplear los siguientes fármacos:

  • Corticoides, como prednisona
  • Betabloqueantes, como el atenolol
  • Calcioantagonistas, como el verapamilo
  • Agentes anticonvulsivantes, como el topiramato
  • Carbonato de litio

En algunos casos, pueden ser de ayuda las terapias complementarias.

Recuerda evitar los factores que pueden desencadenar la migraña y que puedes prevenir,
como el estrés, el exceso de alcohol y de cafeína y el exceso de sueño.

¡Acude al médico para saber qué tratamiento es el más adecuado y entrégale tu diario de síntomas!

¿A quién afecta?

¿A quién afecta?

¿Sufres cefalea en racimos?

En este grupo encontrarás información y el apoyo de otras personas afectadas. ¡Únete!