Imprimir
Categoría: Breves
Visto: 2236

consejos dolor cabezaEs uno de los motivos más frecuente de consulta tanto para los médicos de familia como especialistas de neurología. Hablamos del dolor de cabeza, y los más frecuentes son la migraña y la cefalea tensional, es decir, el dolor de cabeza por tensión psicomuscular.

 

«Más de un 10% de la población padece algún tipo de dolor de cabeza. Son más frecuentes en mujeres que en hombres, y especialmente la migraña que es el doble de habitual en mujeres que hombres», explica el doctor Rafael Marès, jefe del Servei de Neurologia del Hospital Joan XXIII de Tarragona.

¿Cuándo hay que darle importancia? Cuando supone un esfuerzo poder compatibilizar el dolor con nuestra vida diaria. «La gran mayoría de dolores de cabeza son benignos, es decir, que no son el aviso de una enfermedad más grave. Pero cuando no podemos controlar la incomodidad que nos ocasiona debemos consultar a nuestro médico de referencia», detalla el especialista.

Él mismo añade que «daremos importancia al dolor de cabeza cuando hay episodios muy intensos y frecuentes, y también en algunas circunstancias en las que las cefaleas son la expresión de un proceso grave a nivel neurológico. Aunque estas últimas son situaciones infrecuentes».

Los dolores de cabeza tienen unos desencadenantes y se desarrollan en un contexto. Lo mejor es averiguar qué circunstancias nos predisponen y nos convierten en personas frágiles. Algunas de ellas son universales: 

1. Evita el estrés

Los nervios, las situaciones difíciles, etc. nos hacen un flaco favor y nos predisponen a tener dolores de cabeza. 

2. Huye de la ansiedad

Generalemnte se traduce en un malestar físico, incluidos los fuertes dolores de cabeza, que condicionan nuestra vida y llegamos a sentir tensión en el cuello, la espalda, etc. 

3. Descansa bien

El doctor Rafael Marès explica que «no descansar bien por la noche, tener dificultades para conciliar el sueño o desvelarnos con facilidad tienen un gran impacto en nuestra salud y nos predisponen a tener dolor de cabeza durante el día». Las personas que padecen migraña o cefalea tensional son más sensibles a no dormir bien.

4. Prohibido recortar horas de sueño

Es fácil caer en la tentación de dormir menos horas de las deseables. «Hay personas que no toleran bien escatimar en horas de descanso, porque el precio que se paga es el dolor de cabeza », asegura el especialista. 

5. Respeta tu ritmo biológico y fisiológico

Si duermes 6 horas al día no quieras equilibrar la balanza durmiendo 12 el fin de semana. «Hay que dormir las horas que tocan, entre 7 y 8 cada día, tampoco funciona hacer la siesta y dormir menos por la noche», explica el doctor.

Arma de doble filo

Recurrir al botiquín en busca de analgésicos no es la solución, y menos si ‘abusamos’ de ellos más de 3 o 4 veces por semana. El doctor Rafael Marès advierte que la medicación es un arma de doble filo. Calma y mejora los síntomas, la salud y el bienestar de la persona. Pero, ¿la medicación es la única que puede calmar la migraña y la cefalea tensional?

La respuesta del especialista no da lugar a dobles interpretaciones: «Se puede administrar de forma puntual cuando se presenta el dolor de cabeza, pero advirtiendo que tiene efectos secundarios, y que si se toma con cierta frecuencia pueden facilitar entrar en un círculo vicioso que es la adicción a los analgésicos, y terminar en una cronificación de la enfermedad».

El último consejo del doctor Rafael Marès es que «reflexionemos sobre qué ha cambiado en nuestra vida, si atravesamos momentos difíciles a nivel laboral o afectivo, si nos sentimos insatisfechos, etc. porque encontraremos parte de la solución al dolor de cabeza».

Fuente: Diari de Tarragona