Imprimir
Categoría: Actualidad
Visto: 2080

people-1394377 640Cada 22 de julio, se celebra el día mundial del cerebro para concientizar a las personas sobre las distintas enfermedades neurológicas que pueden padecer. En este año, la campaña está centrada en mejorar la salud del cerebro en la población de la tercera edad debido a que son las más propensas a sufrir de este tipo de patologías por el envejecimiento cerebral.

Existen muchas enfermedades neurológicas pero una de las que se observa con mayor frecuencia a nivel de consulta externa es la Cefalea. La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que casi la mitad de las personas adultas han padecido de este trastorno en el último año. La cefalea se caracteriza por la presencia de dolores de cabeza que pueden llegar a ser intensos e incapacitantes para el paciente como la migraña o jaqueca, cefalea tensional (se produce por menos de 15 días al mes, principalmente por estrés) y de brotes (episodios frecuentes y dolorosos durante el día concentrados en un ojo que enrojece y lagrimea).

Otra de las patologías comunes son las Enfermedades Cerebrovasculares a nivel de hospitalización. Estos son trastornos que afectan un área del cerebro por la disminución del flujo sanguíneo, produciendo falta de sangre (isquemia) o derrame de sangre (hemorragia) en el encéfalo. Las causas principales son una mala alimentación, inactividad física y el consumo de tabaco y alcohol, y la tercera edad es más propensa a sufrir las mismas debido a exposición prolongada a factores de riesgo como la hipertensión arterial y la diabetes. Es importante que si la persona presenta debilidad, entumecimiento o pérdida de fuerza muscular en los brazos, piernas o cara, dificultad para hablar, acuda al neurólogo porque podría estar presentando un Accidente Cerebrovasucular (ACV).

Por su parte, el Alzheimer se convierte en la enfermedad más frecuente en personas de la tercera edad donde se ve afectada la memoria y el comportamiento. Asimismo, el Parkinson que ataca el movimiento en la persona, causando temblor en las manos, mandíbula, cara y piernas así como problemas en el equilibrio y coordinación.

"La prevalencia de enfermedades neurológicas a nivel mundial y en Venezuela son las mismas a excepción de algunas. Por ejemplo, la esclerosis múltiple es más frecuente en las latitudes norte y sur que en el trópico. Las enfermedades infecciosas del cerebro como la tuberculosis o neurocisticercosis son habituales en países subdesarrollados. La enfermedad heredoneurodegenerativa conocida como enfermedad de Huntington se destaca porque tiene la mayor prevalencia del mundo en Venezuela", explicó el Dr. Roberto Weiser, neurólogo adscrito a Sanitas Venezuela.

La calidad de vida del paciente que sufre este tipo de padecimientos neurológicos se deteriora mucho porque se presentan trastornos motores y cognitivos que pueden llegar a originar discapacidades, donde no puede valerse por sí mismo y necesita ayuda para realizar las actividades básicas del ser humano. Es importante el apoyo familiar porque ayuda al paciente en su enfermedad.

De acuerdo con el Dr. Weiser, es fundamental que las personas cuiden su cerebro al llevar una vida sana y abstenerse de los factores de riesgo que pueden desencadenar las enfermedades neurológicas porque sin cerebro no hay vida.

El Dr. Julio Gassette, neurocirujano adscrito a Sanitas Venezuela brinda las siguientes recomendaciones para prevenir las enfermedades neurológicas:
• Realizar campañas sobre el abuso de alcohol, drogas y cigarrillo para evitar accidentes y enfermedades degenerativas.
• Llevar una alimentación balanceada rica en grasas naturales como las nueces, maní, almendras, aguacate, entre otros.
• Acudir tempranamente al especialista si se observa un síntoma que no es normal en la conducta, comportamiento, o trastorno motor. Sobre todo si se mantiene más de tres días o incapacita rápidamente al paciente.
• No automedicarse ni usar remedios caseros.
• Hacer ejercicio físico y mental eliminando la dependencia de equipos electrónicos. Realizar cálculos mentales, juegos de memoria, y de destreza mental.

Según la OMS, el 80% de los accidentes cerebrovasculares prematuros son prevenibles. Por ello, es importante seguir las recomendaciones descritas. "Si tenemos una mente sana y un cuerpo sano es poco probable que las enfermedades cerebrales aparezcan tempranamente", concluye el Dr. Julio Gassette.

Fuente: entornointeligente.com