Este sitio usa cookies para mejorar su experiencia en la web

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información: Saber más

Acepto

POLITICA DE COOKIES

Cookie es un fichero que se descarga en su ordenador al acceder a determinadas páginas web. Las cookies permiten a una página web, entre otras cosas, almacenar y recuperar información sobre los hábitos de navegación de un usuario o de su equipo y, dependiendo de la información que contengan y de la forma en que utilice su equipo, pueden utilizarse para reconocer al usuario.. El navegador del usuario memoriza cookies en el disco duro solamente durante la sesión actual ocupando un espacio de memoria mínimo y no perjudicando al ordenador. Las cookies no contienen ninguna clase de información personal específica, y la mayoría de las mismas se borran del disco duro al finalizar la sesión de navegador (las denominadas cookies de sesión).

La mayoría de los navegadores aceptan como estándar a las cookies y, con independencia de las mismas, permiten o impiden en los ajustes de seguridad las cookies temporales o memorizadas.

Sin su expreso consentimiento –mediante la activación de las cookies en su navegador–AEPAC no enlazará en las cookies los datos memorizados con sus datos personales proporcionados en el momento del registro o la compra..

¿Qué tipos de cookies utiliza esta página web?

- Cookies técnicas: Son aquéllas que permiten al usuario la navegación a través de una página web, plataforma o aplicación y la utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existan como, por ejemplo, controlar el tráfico y la comunicación de datos, identificar la sesión, acceder a partes de acceso restringido, recordar los elementos que integran un pedido, realizar el proceso de compra de un pedido, realizar la solicitud de inscripción o participación en un evento, utilizar elementos de seguridad durante la navegación, almacenar contenidos para la difusión de videos o sonido o compartir contenidos a través de redes sociales.

- Cookies de personalización: Son aquéllas que permiten al usuario acceder al servicio con algunas características de carácter general predefinidas en función de una serie de criterios en el terminal del usuario como por ejemplo serian el idioma, el tipo de navegador a través del cual accede al servicio, la configuración regional desde donde accede al servicio, etc.

- Cookies de análisis: Son aquéllas que bien tratadas por nosotros o por terceros, nos permiten cuantificar el número de usuarios y así realizar la medición y análisis estadístico de la utilización que hacen los usuarios del servicio ofertado. Para ello se analiza su navegación en nuestra página web con el fin de mejorar la oferta de productos o servicios que le ofrecemos.

- Cookies publicitarias: Son aquéllas que, bien tratadas por nosotros o por terceros, nos permiten gestionar de la forma más eficaz posible la oferta de los espacios publicitarios que hay en la página web, adecuando el contenido del anuncio al contenido del servicio solicitado o al uso que realice de nuestra página web. Para ello podemos analizar sus hábitos de navegación en Internet y podemos mostrarle publicidad relacionada con su perfil de navegación.

- Cookies de publicidad comportamental: Son aquéllas que permiten la gestión, de la forma más eficaz posible, de los espacios publicitarios que, en su caso, el editor haya incluido en una página web, aplicación o plataforma desde la que presta el servicio solicitado. Estas cookies almacenan información del comportamiento de los usuarios obtenida a través de la observación continuada de sus hábitos de navegación, lo que permite desarrollar un perfil específico para mostrar publicidad en función del mismo.

Cookies de terceros: La Web de AEPAC puede utilizar servicios de terceros que, por cuenta de AEPAC, recopilaran información con fines estadísticos, de uso del Site por parte del usuario y para la prestacion de otros servicios relacionados con la actividad del Website y otros servicios de Internet.

En particular, este sitio Web utiliza Google Analytics, un servicio analítico de web prestado por Google, Inc. con domicilio en los Estados Unidos con sede central en 1600 Amphitheatre Parkway, Mountain View, California 94043.  Para la prestación de estos servicios, estos utilizan cookies que recopilan la información, incluida la dirección IP del usuario, que será transmitida, tratada y almacenada por Google en los términos fijados en la Web Google.com. Incluyendo la posible transmisión de dicha información a terceros por razones de exigencia legal o cuando dichos terceros procesen la información por cuenta de Google.

El Usuario acepta expresamente, por la utilización de este Site, el tratamiento de la información recabada en la forma y con los fines anteriormente mencionados. Y asimismo reconoce conocer la posibilidad de rechazar el tratamiento de tales datos o información rechazando el uso de Cookies mediante la selección de la configuración apropiada a tal fin en su navegador. Si bien esta opción de bloqueo de Cookies en su navegador puede no permitirle el uso pleno de todas las funcionalidades del Website.

Puede usted permitir, bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones del navegador instalado en su ordenador:

Si tiene dudas sobre esta política de cookies, puede contactar con AEPAC en info@dolordecabeza.net

logo AEPACLa sensibilidad al dolor puede cambiar como resultado del apagado o encendido de los genes por el estilo de vida y factores ambientales.

VALENCIA (EP). Investigadores del King College de Londres, en Reino Unido, han descubierto que la sensibilidad al dolor podría ser alterada por el estilo de vida y el entorno de una persona durante toda su vida. Su estudio es el primero en descubrir que la sensibilidad al dolor, que anteriormente se consideraban relativamente inflexible, puede cambiar como resultado del apagado o encendido de los genes por el estilo de vida y factores ambientales, un proceso llamado epigenética, que altera químicamente la expresión de los genes.

 

Publicada este martes en la revista 'Nature Communications', la investigación tiene implicaciones importantes para la comprensión de la sensibilidad al dolor y podría conducir a nuevos tratamientos dirigidos a 'apagar' ciertos genes epigenéticamente.

Los gemelos idénticos comparten el cien por cien de sus genes mientras que los no idénticos comparten, en promedio, sólo la mitad de los genes que varían entre las personas. Por lo tanto, cualquier diferencia entre gemelos idénticos debe deberse a su entorno o cambios epigenéticos que afectan a la función de los genes, lo que les hace participantes ideales para un estudio de esta naturaleza.

 

Para identificar los niveles de la sensibilidad al dolor, los científicos analizaron 25 pares de gemelos idénticos con una sonda de calor en el brazo. Los participantes debían presionar un botón cuando el calor se hiciera doloroso para ellos, lo que permitió a los investigadores determinar sus umbrales de dolor. Mediante el uso de la secuenciación del ADN, los expertos examinaron más de cinco millones de marcas epigenéticas en todo el genoma y los compararon con otros 50 individuos no relacionados para confirmar sus resultados.

POR QUÉ A ALGUNOS LES DUELE MÁS

El equipo de investigación encontró grandes diferencias entre las personas y las modificaciones químicas identificadas en los nueve genes implicados en la sensibilidad al dolor eran distintas en uno de los gemelos, pero no en su hermano idéntico. Los cambios químicos eran más significativos en un gen conocido por sensibilidad al dolor, TRPA1, que ya es una diana terapéutica en el desarrollo de analgésicos.

Es la primera vez que se demuestra la capacidad de TRPA1 de ser conectado y desconectado epigenéticamente, por lo que averiguar cómo sucede esto podría tener implicaciones importantes en la lucha para aliviar el dolor. Es bien sabido que las personas que son más sensibles al dolor en la vida cotidiana son más propensas a pasar a desarrollar dolor crónico.

El autor principal del estudio, la doctor Jordana Bell, del Departamento de Investigación de Gemelos y Epidemiología Genética del King College de Londres, explica: "El potencial para regular epigenéticamente el comportamiento de TRPA1 y otros genes implicados en la sensibilidad al dolor es muy emocionante y podría conducir a un tratamiento más eficaz para el alivio del dolor en los pacientes que sufren de dolor crónico".

Fuente: VALENCIAPLAZA.COM. 06/02/2014

escronicos barometro 2016

banner-socios


Conecta con nosotros:facebook   twitter  youtube  

banner Socio

Copyright © 2018 Dolor de Cabeza - Asociación Española de Pacientes con Cefalea (AEPAC). Todos los derechos reservados.
Joomla! es software libre, liberado bajo la GNU General Public License.

 michaelhandtasches